Preferencia por uno de los niños: ¿mito o realidad?

Especialista explica que es posible que las madres tengan mayor afinidad con uno de los niños, sin que esto signifique amar menos a los demás

Una mayor afinidad con un niño no significa amar menos a los demás.

 

“Para morir, muero por todos. Pero para vivir, prefiero a mi hijo del medio”. La sorprendente frase de una maestra jubilada, que prefiere no identificarse, reverbera sobre uno de los mas tabúes relacionados con la maternidad: La preferencia por uno de los niños. Fuente de culpa por parte de las madres y conflictos entre hermanos, identificar más con un niño no significa que le gusten menos los demás.

Para la psicoanalista María Correa, maestra en psicología y especialista en ayudar a familias con niños y adolescentes, es necesario separar los lazos de afinidad de los lazos de sentimiento. “Nunca he tratado casos de madres a las que les guste más un niño. No pasa por el grado de amor de ese tema. Pasa por identificación, debido a la tendencia humana a lidiar más fácilmente con lo que nos es más familiar “, explica.

En otras palabras, eso aparente la preferencia de la madre por uno de sus hijos, en la mayoría de los casos, es solo un mayor afinidad – scomportarse en términos de personalidad, gusto o forma de actuar. Cuando los niños son más diferentes de las madres, un conflicto entre expectativas y realidad. Y las relaciones entre madres e hijos, en estos casos, requieren más negociación y renuncia.

Expectativas para niños

Según el experto, hacer inversiones y proyecciones sobre sus hijos, que crecen y desarrollan sus propios gustos y deseos que no siempre son consistentes con los mismos gustos y deseos que sus padres. “Esto causa un choque, no necesariamente negativo, pero alimenta todo el tiempo la necesidad de donar y aceptar, suspender las expectativas y redefinir qué caminos podemos tomar con esa dependencia tan dependiente de nosotros y quién reacciona al mundo de manera tan diferente de nosotros “, completa.

Aunque el forma de creación influirá en el comportamiento de los niños, no será la educación equitativa lo que definirá al 100% la forma de actuar. Comprender este problema es importante para que los padres se eximan de la culpa y la idea de que están haciendo algo mal.

“Es una ilusión pensar que todos los niños son criados por igual. Incluso es posible establecer la igualdad en materia de valores y oportunidades. Pero se construye una maternidad diferente con cada niño. Porque cada persona es diferente y cada persona también puede cambiar con el tiempo “, agrega María Correa. Por eso es común en las relaciones entre madres e hijos. cambiar según las etapas de la vida.

Las madres sueñan con la continuidad

Para evitar conflictos, lo más recomendable es entender que la relación con los niños funciona de una manera similar a otras relaciones personales. Por lo tanto, como uno tiene más afinidad con un amigo o compañero de trabajo, con los niños se desarrolla de la misma manera.

La crisis ocurre porque el el amor maternal incondicional se confunde con afinidad Asumiendo que el sentimiento es el mismo y en la misma proporción para todos los niños, uno puede vivir más tranquilo con la mayor identificación con uno de ellos. Y comprender el problema termina acercando a la madre a los niños con quienes se identifica menos.

“Como dijo Freud, tener un hijo es sobre todo un acto narcisista”, reflexiona María Correa, explicando que Es natural que las madres sueñen con su propia continuidad.. Pero el especialista garantiza que los niños que son menos como madres son el puente para hacerlos crecer, desarrollar el autoconocimiento y aprender a lidiar mejor con las diferencias.

Este documento, titulado ‘Preferencia por uno de los niños: ¿mito o realidad?’, Está disponible bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar y / o modificar el contenido de esta página según las condiciones estipuladas por la licencia. No olvides acreditar una Conocimiento Total (www.arevistadamulher.com.br) al usar este artículo.

One Response

  1. Estefania mayo 2, 2020

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar