Post-kantiano: Fichte, Schelling e idealismo alem√°n

La filosofia de Kant dejó un problema para sus sucesores: cómo conciliar los dualismos entre razón teórica (conocimiento) y razón práctica (moral), comprensión y sensibilidad, cosa en sí y fenomeno, sujeto y objeto? El pensamiento post-kantiano pretendía tratar de restaurar la unidad en la filosofía, reconciliando los antagonismos en el trabajo del filósofo.

El pensamiento post-kantiano, que puede fecharse entre 1780 y 1850, y ubicado principalmente en las universidades de Iena y Berl√≠n (Alemania), se conoci√≥ como Idealismo aleman. En com√ļn, adem√°s de trabajar en el trabajo de Kant, estos fil√≥sofos trataron de construir un sistema ideal de pensamiento que explicara todas las cosas del mundo.

Los primeros idealistas alemanes fueron, en esencia, kantianos, y trataron de resolver impases en la filosofía kantiana. Pero Fichte, Schelling y Hegel, construyeron filosofías originales. Este artículo presenta brevemente las ideas de los dos primeros filósofos.

La infinita libertad del Ser.

El más audaz de los post-kantianos fue Johann Gottliebe Fichte (1762-1814), quien reconcilió los dualismos kantianos en un principio llamado I, expuesto en su trabajo principal, Doctrina de la ciencia.

En Kant, teníamos un mundo subjetivo, depositario de formas a priori conocimiento, y un mundo objetivo, el cosa en sí, que solo puede conocerse cuando se convierte en un fenómeno para el sujeto. En Fichte, el mundo objetivo nace del mundo subjetivo, como si la realidad fuera solo una etapa que el hombre habría creado para actuar.

¬ŅQu√© es este Ser que se produce a s√≠ mismo y a la realidad? Es pura libertad, pura posibilidad. Es infinito e ilimitado. Por ejemplo, puedo ser lo que imagino que soy, siempre que no abandone mi mundo interior. Pero para ser algo, necesito actuar en el mundo exterior.

Al actuar, el Ser crea el no me, que es la realidad misma. En otras palabras, seg√ļn Fichte, el mundo no existir√≠a si no fuera colocado por la voluntad del yo, por la acci√≥n del sujeto. Lo hace para definirse a s√≠ mismo, a trav√©s de sus acciones, y para superar los obst√°culos de la vida.

Un ejemplo puede ayudar a comprender mejor la idea. Puedo tener varios talentos, para dibujo, m√ļsica o matem√°ticas. Pero, para desarrollar uno de estos talentos, necesito estudiar, ir a la universidad o ejercitar mucho estas habilidades. Al hacerlo, enfrento una serie de dificultades (falta de dinero, el hecho de que mi ciudad no tiene escuelas especializadas, etc.). Sin embargo, es solo superando estos obst√°culos que defino este yo, diciendo, por ejemplo, “soy m√ļsico” o “soy fil√≥sofo”.

En Fichte, la realidad se crea, dentro del sujeto, para que el Ser alcance su m√°ximo potencial y desarrolle sus aspiraciones.

La pereza es el peor de los males.

La lecci√≥n de la filosof√≠a moral de Fichte es que debemos actuar en el mundo para afirmar nuestra libertad. Existir, para √©l, es enfrentar los obst√°culos de la vida, porque entonces puedo predicar el Ser. El peor vicio, seg√ļn el fil√≥sofo alem√°n, es la pereza, y todos los dem√°s vicios se derivan de ello. La pereza es lo que bloquea la acci√≥n y niega la realizaci√≥n de la libertad humana.

La naturaleza es, por as√≠ decirlo, una piedra ante el Esp√≠ritu, que necesita ser superada por la mejora moral del hombre. El yo no es ni bueno ni malo. Sus virtudes se deben a su acci√≥n en el mundo, su acci√≥n. Por esta raz√≥n, la filosof√≠a de Fichte es una filosof√≠a pr√°ctica, un filosof√≠a de actuaci√≥nporque solo actuando en el mundo puedo ejercer mi libertad. Despu√©s de todo, ¬Ņno es superando los obst√°culos que superamos nuestros l√≠mites y mejoramos?

Filosofía de la naturaleza

El punto de partida de la filosofía de Friedrich Wilhelm Joseph Von Schelling (1775-1854) es exactamente el punto en el que no está de acuerdo con Fichte: al condicionar el objeto al sujeto, Fichte mantiene una concepción determinista de la naturaleza, es decir, la naturaleza es simplemente producto de la razón humana. Schelling no está de acuerdo con esta idea.

Para Schelling, existe una organizaci√≥n en la naturaleza, cuyo principio creativo es externo al Ser pero que, sin embargo, comparte el mismo Esp√≠ritu. Como no hay posibilidad de una conciencia fuera del Ser, este Esp√≠ritu est√° inconsciente. Seg√ļn el fil√≥sofo, existe el mismo Esp√≠ritu fuera del hombre y la misma Naturaleza dentro del hombre, la diferencia es que el hombre es consciente de ello, la Naturaleza no.

La concepción de Schelling de la divinidad es panteísta, lo que significa que Dios, para él, está en todas las cosas. Dios se convierte en la Naturaleza para existir (necesidad) y asciende del inconsciente en la Naturaleza al consciente en el hombre (libertad) para que pueda conocerse a sí mismo: se ve a sí mismo en la Naturaleza a través del hombre. Entonces tenemos:

Espíritu (Dios)

 

  • Inconsciente en la naturaleza (necesidad)
  • Consciente en el hombre (libertad)¬ŅY cuando el sujeto y el objeto, el hombre y la Naturaleza, el tacto, se convierten en una Unidad? En experiencia est√©ticadice Schelling Una ola marina o una puesta de sol son obras de arte, con sus matices y formas √ļnicas, expresiones de diversidad, originalidad, libertad y belleza. El hombre tambi√©n puede producir belleza en obras de arte, como pintura, m√ļsica o danza.

    Es la misma libertad que se manifiesta de diferentes maneras: de manera real en el mundo de los objetos, e idealmente en el mundo del arte.

    El artista genio :

    Y es en la experiencia de contemplar una obra de arte o naturaleza que el hombre tiene contacto con Dios, quien crea belleza conscientemente en el hombre (obra de arte) e inconsciente en la naturaleza (diversidad); en el que la libertad (creación artística) y la necesidad (materialidad del trabajo y las cosas del mundo), lo infinito y lo finito, se unen.

    Cuando contemplamos una pintura de un gran maestro de la pintura, no vemos un objeto, pero trascendemos el objeto en la contemplación. El objeto del arte es finito en su materialidad, su objetividad, pero es infinito en la apertura de sus interpretaciones. Por esta razón, es un error preguntarle a un artista qué quería decir con su trabajo: no tiene nada que explicar porque el arte es pura expresión de sentimiento, libertad y poesía (es por eso que cada vez que leemos un buen libro tenemos diferentes sensaciones e interpretaciones en cada lectura).

    La percepción estética es una forma de acceder al Uno, en contraste con la dualidad sujeto-objeto que hace la ciencia. Cada procedimiento científico separa sujeto (quién sabe) y objeto (lo que se sabe). En el arte, lo que se separó se vuelve a unir en la contemplación del infinito (Dios) en lo que es finito (la obra). Así, Dios, en Schelling, no es alcanzado por el filósofo, sino por el genio del artista.

    La filosofía del arte es un elemento original en Schelling, quien es el primer autor, imbuido del espíritu del romanticismo alemán, en poner la experiencia estética como la facultad principal del hombre. También es el primer filósofo moderno en cuestionar la visión de la naturaleza como una relación causal, entendiéndola, por el contrario, como esencialmente una fuerza creativa.

    Lecturas La literatura sobre el idealismo alem√°n es escasa en las librer√≠as brasile√Īas. Vale la pena visitar las librer√≠as para buscar La filosof√≠a del idealismo alem√°n, de Nicolai Hartmann (Calouste Gulbenkian), la mejor introducci√≥n al tema, y ‚Äč‚Äčpara comenzar a leer Fichte y Schelling.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar