Nueva Zelanda frena el coronavirus y comienza a aliviar la cuarentena

El gobierno de Nueva Zelanda comenzó, el lunes (27), a aliviar las medidas de aislamiento social después de más de cinco semanas de cuarentena extrema. El país es visto internacionalmente como uno de los ejemplos en la lucha contra la pandemia, agregando solo 1,474 casos (entre confirmados y probables) y solo 19 muertes. Además, 1,229 de los infectados ya se han curado, el 82% del total.

En las √ļltimas dos semanas, el n√ļmero de casos nuevos registrados por d√≠a fue bajo: hoy (d√≠a 29), solo 2 casos m√°s ingresaron a las estad√≠sticas. Adem√°s, no se ha registrado ning√ļn caso de transmisi√≥n comunitaria (es decir, cuyo origen no sea identificable) en los √ļltimos d√≠as. Esto significa que el pa√≠s ha logrado su objetivo de controlar el virus, seg√ļn Ashley Bloomfield, Ministra de Salud de Nueva Zelanda, ya que es posible rastrear todas las infecciones.

La primera ministra Jacinda Ardern celebr√≥ los buenos resultados al anunciar la retirada de las medidas de aislamiento. ‚ÄúGanamos esa batalla. Pero debemos permanecer alertas para mantener la victoria ‚ÄĚ, dijo. Seg√ļn Ardern, 400,000 habitantes del pa√≠s ya fueron liberados para trabajar el lunes, y la econom√≠a volver√° a operar al 75% de su capacidad. Las escuelas reabrieron el mi√©rcoles para los ni√Īos cuyos padres necesitan volver al trabajo, y los restaurantes y tiendas volver√°n a funcionar de manera limitada. En los pr√≥ximos d√≠as, se espera que un mill√≥n de habitantes regrese parcialmente a la normalidad, manteniendo ciertos est√°ndares de higiene y precauci√≥n.

Sin embargo, se mantendr√°n algunas medidas de aislamiento. La idea es pasar de un bloqueo de nivel 4, lo m√°s restrictivo posible, a un bloqueo de nivel 3, donde la econom√≠a funciona parcialmente, pero la distancia social a√ļn permanece para el ocio y las actividades no esenciales, por ejemplo. Las aglomeraciones innecesarias todav√≠a est√°n prohibidas, pero actividades como los funerales pueden llevarse a cabo bajo ciertas condiciones.

¬ŅCu√°l es la receta para el √©xito?

Nueva Zelanda es uno de los pa√≠ses que ha tenido los mejores resultados durante la pandemia. Uno de los factores que ayuda a explicar esto es su peque√Īa poblaci√≥n, que ni siquiera llega a los 5 millones de habitantes. Pero eso no es todo: incluso ajustando los n√ļmeros per c√°pita, la naci√≥n contin√ļa destacando positivamente.

El hecho de que sea un país insular relativamente aislado del mundo ayuda, ya que hay poco tráfico aéreo en comparación con los países más grandes. Además, el primer caso se confirmó solo a fines de febrero allí, después de que el mundo ya estaba viendo a Europa enfrentarse a una gran crisis, lo que dio tiempo a las autoridades del país para prepararse.

Pero un factor definitivo fue c√≥mo el gobierno decidi√≥ abordar el virus: r√°pida e incisivamente. Al comienzo de la pandemia, los modelos matem√°ticos mostraron que incluso la peque√Īa naci√≥n podr√≠a enfrentar serios problemas si no se hac√≠a nada. Y entonces las autoridades decidieron actuar para evitar lo peor.

El 14 de marzo, el gobierno anunció que cualquier persona que ingrese al país debe permanecer aislada durante 14 días. En ese momento, la medida se consideraba una de las más restrictivas del mundo en términos de fronteras, y Nueva Zelanda solo tenía 6 casos registrados. Solo cinco días después, el primer ministro prohibió la entrada de extranjeros al país, que tenía 28 casos.

El 23 de marzo, el país decidió entrar en un "bloqueo": el tipo de cuarentena más restrictivo, en el que solo funcionan los servicios esenciales y la mayoría de la población debe quedarse en casa. Algunos, dentro y fuera del país, criticaron la medida por ser demasiado radical para un país que solo tenía 102 casos confirmados y 0 muertes. Pero, cinco semanas después, la elección parece haber tenido efecto.

El pa√≠s tambi√©n ha estado realizando una buena cantidad de pruebas: 8,000 por d√≠a, seg√ļn el gobierno. Otros pa√≠ses que han estado probando en masa a su poblaci√≥n tambi√©n lo est√°n haciendo bien en la lucha contra la enfermedad, como Islandia, Alemania y Corea del Sur, por ejemplo. Pero Nueva Zelanda tiene una ventaja: las autoridades est√°n haciendo un gran trabajo para rastrear infecciones, es decir, identificar y evaluar a la mayor√≠a de las personas que han tenido contacto con pacientes. Esto le permite al pa√≠s enfocar sus pruebas en personas probables y saber exactamente qui√©n infect√≥ a qui√©n, optimizando a√ļn m√°s los recursos de prueba.

No todo es positivo, por supuesto. La econom√≠a del pa√≠s parece haberse visto muy afectada, tanto por el bloqueo como por la ca√≠da significativa del turismo en su territorio. Los impactos econ√≥micos a√ļn no est√°n claros, pero un informe reciente estim√≥ que la tasa de desempleo del pa√≠s podr√≠a pasar del 4% al 13% en el futuro cercano. Una estimaci√≥n realizada por una empresa privada subi√≥ al 25%.

Aun as√≠, la poblaci√≥n del pa√≠s parece estar aprobando el camino elegido por el gobierno: el 87% dijo estar de acuerdo con las medidas, contra solo el 8% que piensa que son demasiado extremas. Y el propio gobierno ya ha anunciado que tiene planes para enfrentar la crisis econ√≥mica: "Haremos todo lo posible para asegurarnos de combatir los impactos econ√≥micos de la misma manera que lo hicimos con el problema de salud p√ļblica", dijo Ardern.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar