Los casos de sarampión se disparan en todo el mundo. Y el coronavirus lo empeorará.

Un virus que se transmite por gotitas de saliva comienza a propagarse en 2019. Causa fiebre, tos y, en casos m√°s raros, neumon√≠a, que incluso puede provocar la muerte. Sorprendentemente, no estamos hablando del nuevo coronavirus, sino de un enemigo que ya no tiene nada: el virus del sarampi√≥n. Desde el a√Īo pasado, los casos de la enfermedad han aumentado en diferentes partes del mundo, especialmente en las zonas m√°s pobres. Y la pandemia de Covid-19 puede agravar a√ļn m√°s el problema.

Países más afectados

El pa√≠s m√°s afectado con diferencia es la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo (RDC) en √Āfrica Central (que no debe confundirse con la Rep√ļblica del Congo, un pa√≠s vecino con un nombre casi id√©ntico). All√≠, m√°s de 6,500 ni√Īos han muerto por la enfermedad desde que comenz√≥ el brote; El n√ļmero total de casos sospechosos llega a casi 530 mil, y se cree que hay muchos m√°s que no est√°n siendo diagnosticados. La situaci√≥n es tan grave que la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) ya considera el episodio como el mayor brote de sarampi√≥n en un solo pa√≠s desde que se invent√≥ la vacuna contra el virus en 1963.

El sarampi√≥n es un virus extremadamente contagioso, de hecho, el m√°s contagioso que se conoce. Su n√ļmero de reproducci√≥n b√°sico (R0) est√° entre 12 y 18. Esto significa que una sola persona puede infectar hasta 18 personas mientras est√° enfermo. La gripe com√ļn, a su vez, tiene un R0 de poco m√°s de 1; El SARS-CoV-2, que causa Covid-19, est√° en alg√ļn lugar entre 2 y 4, seg√ļn las estimaciones iniciales.

Una característica del virus ayuda a explicar por qué: el sarampión se puede propagar muy fácilmente por el aire, quedando horas suspendidas en forma de aerosol y transportado por los vientos. Esto significa que una persona enferma ni siquiera tiene que estar cerca de otra persona para contaminarla. Hasta donde se sabe, Covid-19 se propaga principalmente por contacto directo, con el virus transportado a la boca o la nariz por las manos, aunque la evidencia reciente indica que también puede, en menor medida, propagarse por el aire.

Un virus muy contagioso y extremadamente mortal

Adem√°s de ser contagioso, el virus del sarampi√≥n tambi√©n es extremadamente mortal: su letalidad promedio se estima en alrededor del 15%. Pero ese n√ļmero var√≠a mucho seg√ļn las condiciones. En los pa√≠ses pobres, la tasa de mortalidad est√° entre el 3 y el 6%, pero puede alcanzar hasta el 30% en los peores brotes, especialmente cuando otros factores, como la desnutrici√≥n de la poblaci√≥n y los sistemas de salud fr√°giles, cuentan. En general, las muertes ocurren debido a complicaciones causadas por la enfermedad, como neumon√≠a y diarrea. Los ni√Īos se ven especialmente afectados y representan la mayor√≠a de las muertes.

Una enfermedad tan contagiosa y letal parece una pesadilla para la humanidad. De hecho, ella continu√≥ por mucho tiempo. Seg√ļn el Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos, casi todos los ni√Īos contrajeron la enfermedad en la d√©cada de 1960 anterior; La mayor√≠a sobrevivi√≥ y cre√≥ inmunidad, pero muchos murieron, entre 7 u 8 millones al a√Īo, seg√ļn las estimaciones.. Afortunadamente, en 1963 creamos un arma muy efectiva contra el sarampi√≥n: la vacuna.

Afortunadamente, se ha aplicado a gran escala en todo el mundo en las √ļltimas d√©cadas. Por esta raz√≥n, la enfermedad ya se considera eliminada temporalmente (por per√≠odos como un a√Īo o incluso una d√©cada) en diferentes lugares en diferentes momentos, incluso en . Pero no es tan f√°cil para otros pa√≠ses.

Para prevenir un brote de sarampi√≥n, se estima que alrededor del 95% de la poblaci√≥n necesita vacunarse contra el virus. Los pa√≠ses pobres como la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo no tienen sistemas de salud suficientemente estructurados para garantizar esta cobertura de vacunaci√≥n. Un UNICEF estima que, en 2018, solo el 57% de los ni√Īos del pa√≠s fueron vacunados, lo que permiti√≥ que el virus se propagara r√°pidamente al a√Īo siguiente.

Para empeorar las cosas, la RDC se enfrent√≥ recientemente al segundo brote de √©bola m√°s grande en la historia del planeta, que caus√≥ 2,200 muertes y solo se consider√≥ controlado en marzo de 2020. Sin mencionar la fiebre amarilla y el c√≥lera, que tambi√©n causan brotes relevantes en la regi√≥n y nunca desaparece del todo. Y ahora, con Covid-19 extendi√©ndose r√°pidamente por todo el continente africano, el pa√≠s tendr√° que enfrentar otro problema de salud p√ļblica.

La RDC incluso trata de combatir la enfermedad: promueve campa√Īas de vacunaci√≥n masiva cada dos a√Īos, m√°s o menos, ya que la tasa de natalidad del pa√≠s es muy alta y nacen m√°s de 3 millones de beb√©s cada a√Īo. Estas iniciativas tienen, al menos en parte, fondos extranjeros, porque, aunque la vacuna es barata, el fr√°gil gobierno no puede pagar todo. Pero no siempre son completamente eficientes, ya sea por la log√≠stica (muchos ni√Īos afectados viven en aldeas remotas y lejos de las ciudades), o por la corrupci√≥n de los agentes involucrados en el proceso, o por la falta de profesionales de la salud y estaciones preparadas.

En 2010, por ejemplo, el gobierno simplemente cancel√≥ la campa√Īa de vacunaci√≥n porque no ten√≠a dinero. Posteriormente, otras campa√Īas no alcanzaron el n√ļmero m√≠nimo de personas necesarias para prevenir brotes (como la vacunaci√≥n de reba√Īos). Solo en 2019, cuando el pa√≠s comenz√≥ a registrar m√°s de 3.000 casos por semana, se llev√≥ a cabo una vacunaci√≥n m√°s amplia, financiada por fondos internacionales y por otros pa√≠ses, seg√ļn la revista .

Problema internacional

Aunque la RDC llama la atenci√≥n debido al tama√Īo de su brote, no es el √ļnico pa√≠s en el que el virus del sarampi√≥n est√° creciendo nuevamente. De hecho, la enfermedad aparece de vez en cuando en pr√°cticamente todos los pa√≠ses del mundo, pero rara vez causa grandes epidemias debido a la vacunaci√≥n efectiva. En los √ļltimos a√Īos, sin embargo, el problema ha aumentado silenciosamente.

Seg√ļn la OMS, 2019 fue el peor de los √ļltimos 20 a√Īos para el sarampi√≥n: aunque todav√≠a no hay datos definitivos, solo los primeros seis meses de 2019 fueron m√°s letales que todos los a√Īos desde 2006; Las proyecciones apuntan a alrededor de 800,000 casos en total. Pero ese n√ļmero debe ser mucho mayor, porque muchos casos terminan sin ser diagnosticados, especialmente en pa√≠ses pobres donde parte de la poblaci√≥n ni siquiera busca asistencia m√©dica. Entonces, algunos expertos estiman que hubo 10 millones de casos el a√Īo pasado.

Algunos pa√≠ses concentran la mayor parte del problema. Madagascar, tambi√©n en √Āfrica, fue escenario de un brote reciente debido a la falta de vacunas. Afortunadamente, una iniciativa de vacunaci√≥n masiva, financiada por agentes internacionales, logr√≥ detener la enfermedad. Etiop√≠a, Kazajst√°n, Filipinas, Sud√°n, Tailandia, Kirguist√°n y Myanmar han sido otras naciones que se han visto particularmente afectadas en los √ļltimos a√Īos.

Pero si cree que el sarampión es exclusivo de los países en desarrollo, está equivocado. Uno de los brotes recientes más grandes ha ocurrido en Europa: en Ucrania, más específicamente. Allí, el problema era otro: no es que no haya vacunas disponibles; lo que sucedió fue que una buena parte de la población no lo tomó porque no quería. Esto nos lleva a otro problema.

De acuerdo a Agencia de Reuters, la misteriosa muerte de un adolescente de 17 a√Īos despu√©s de recibir la vacuna contra el sarampi√≥n en 2008, comenz√≥ una ola de negaci√≥n en la poblaci√≥n. Las investigaciones posteriores no encontraron conexi√≥n entre la vacuna y la muerte s√ļbita del ni√Īo, pero fue suficiente para que las teor√≠as de conspiraci√≥n comenzaran a extenderse.

El movimiento antivacunas creci√≥ en el pa√≠s, alimentado por rumores y noticias falsas infundadas. El pa√≠s incluso registr√≥ marchas organizadas contra las leyes que fomentaron la vacunaci√≥n. En 2018, solo el 50% de los ucranianos dijeron que confiaban en la efectividad de las vacunas, seg√ļn el Instituto Wellcome Trust del Reino Unido. Es un n√ļmero muy inferior al 87% del promedio mundial. Y todo esto hizo que la cobertura de vacunaci√≥n contra el sarampi√≥n en Ucrania cayera del 95% a solo el 31% en 2016, seg√ļn el La naturaleza.

El resultado de no vacunar a toda una población no es obvio para los negadores. En 2017, el país registró un gran brote de sarampión, que ya ha afectado a más de 115,000 personas y representa casi la mitad de todos los casos en Europa. Afortunadamente, la letalidad ha sido baja, gracias al sistema de salud del país, que está razonablemente bien estructurado.

Ucrania no es la √ļnica v√≠ctima del Viejo Mundo. Los casos de sarampi√≥n han estado creciendo en otros pa√≠ses considerados ricos, principalmente debido a la falta de vacunaci√≥n voluntaria. Francia, Estados Unidos, Israel, Grecia son algunos de los pa√≠ses que registraron brotes recientes, principalmente en poblaciones espec√≠ficas y concentradas, como las comunidades religiosas que no se vacunan, por ejemplo. Y con eso, la esperanza de erradicar la enfermedad del mundo, que no es tan ut√≥pica, ya que existe una vacuna altamente efectiva y relativamente barata, se vuelve cada vez m√°s distante.

¬ŅEs en ? En 2017, registramos un total de 0 casos, una fuente de orgullo en el escenario internacional. Solo un a√Īo despu√©s, en 2018, el n√ļmero aument√≥ a 10.300 casos confirmados. En 2019, hab√≠a 18.2 mil. Los aumentos recientes nos han convertido en un destacado internacional, negativamente. Lo que explica esto, nuevamente, es la cuesti√≥n de las vacunas: nuestra cobertura pas√≥ de casi el 100% en la d√©cada de 2000 a aproximadamente el 90% ahora, por debajo del 95% necesario para tener inmunidad en la poblaci√≥n.

Aqu√≠, el Sistema Unificado de Salud (SUS) ofrece gratuitamente la vacuna a todos los ciudadanos, a trav√©s de la dosis de triple viral, que tambi√©n protege contra las paperas y la rub√©ola. La recomendaci√≥n es que los ni√Īos tomen la primera dosis a la edad de un a√Īo, y la segunda dosis a la edad de 15 meses. Los adultos de hasta 29 a√Īos deben tomar la segunda dosis si solo tomaron una en la infancia. Las personas mayores de 29 a√Īos deben tomar solo una dosis.

Combo de virus

Si la situación era mala para el mundo antes, ahora con la pandemia de Covid-19, todo empeorará. Para los países pobres, las razones son claras: los bajos recursos tendrán que estar dirigidos a dos problemas al mismo tiempo, y, sobre todo, la ayuda internacional será más difícil, ya que los países ricos también tienen que lidiar con la crisis en sus propios territorios

Pero otro factor afectar√° a todos: la OMS recomend√≥ recientemente que todos los pa√≠ses suspendan las campa√Īas de vacunaci√≥n para todas las enfermedades. Esto se debe a que estas campa√Īas inevitablemente promueven las aglomeraciones y el contacto social; y van en contra de la idea del aislamiento social que se est√° adoptando en la mayor√≠a de las partes del mundo; como una estrategia para combatir el coronavirus.

Hasta el momento, 23 pa√≠ses se han adherido a la recomendaci√≥n; dejando a m√°s de 78 millones de ni√Īos sin inmunizaci√≥n no solo contra el sarampi√≥n sino tambi√©n por otras enfermedades infecciosas que se pueden prevenir; como la poliomielitis, la meningitis, el VPH, la fiebre amarilla y el c√≥lera, por ejemplo. Otros 16 pa√≠ses a√ļn est√°n decidiendo si seguir el mismo camino. Hasta ahora, contin√ļa con sus campa√Īas de vacunaci√≥n normalmente.

La OMS admiti√≥ que era una elecci√≥n dif√≠cil y que tendr√≠a consecuencias negativas para los pa√≠ses m√°s pobres; pero subray√≥ que las comunidades vulnerables deben protegerse de Covid-19. La recomendaci√≥n es que las campa√Īas se reanuden de inmediato tan pronto como termine la pandemia, incluso con m√°s inversiones y m√°s fuerza.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar