Entre los siglos XVI y XIX, miles de africanos fueron hechos prisioneros en sus tierras nativas y llevados a trabajar como esclavos en diferentes regiones del mundo, principalmente en las Am√©ricas. Tratados como una mercanc√≠a, comercializados de feria en feria, encarcelados en chozas y en las bodegas de los barcos de esclavos, estos individuos sufr√≠an hambre, sed y las innumerables enfermedades que contrajeron, debido a la desnutrici√≥n y las malas condiciones de higiene en las que se encontraban. fueron obligados a vivir. Hoy veremos la esclavitud en Espa√Īa.

Cuando llegaron a sus destinos, en tierras muy distantes, fueron encerrados nuevamente en otras chozas. Y allí estaban esperando sus compradores, es decir, sus nuevos maestros.

Esclavos africanos en

La sociedad de esclavos brasile√Īa necesitaba mano de obra para la agricultura y la miner√≠a. Para abastecer este mercado, la mayor√≠a de los esclavos africanos comerciados aqu√≠ eran hombres y ten√≠an entre 15 y 30 a√Īos.

Un problema que encontraron los esclavos reci√©n llegados fue saber c√≥mo comunicarse, principalmente para entender las √≥rdenes que recibieron. Los esclavos que a√ļn no sab√≠an hablar portugu√©s fueron llamados boquillas. Los que ya ten√≠an alg√ļn conocimiento del idioma fueron llamados p√≠caros. Tambi√©n hubo Criollos, que eran esclavos nacidos en y, por lo tanto, ya estaban integrados en la cultura local.

Tan pronto como llegaron aqu√≠, los esclavos perdieron el derecho de usar su nombre africano y practicar sus antiguas tradiciones. Fueron bautizados seg√ļn la fe cat√≥lica y recibieron nombres portugueses, como Jo√£o, Joaquim, Maria. Es por eso que sus or√≠genes finalmente se borraron de los registros hist√≥ricos.

Dificultad en identificar algunos grupos de etnias africanas

Incluso hoy en día, los investigadores tienen dificultades para identificar qué grupos, de las miles de etnias africanas, llegaron a , ya que llevan el nombre del puerto africano a través del cual se habían embarcado. Los principales puertos fueron Costa da Mina, Luanda, Benguela y Cabinda. Y entonces los esclavos llegaron a llamarse Mina, Congo, Angola, Benguela, Cabinda. Por ejemplo: Maria Mina, José Cabinda.

Hoy sabemos, por ejemplo, que a trav√©s del puerto de Luanda, de donde sali√≥ el mayor n√ļmero de esclavos a , se embarcaron los grupos √©tnicos de dos, ambundo, imbangalas, lundas y varios otros. Los africanos fueron tratados como si fueran un solo pueblo, cuya cultura se consideraba “inferior”. Por esta raz√≥n, se vieron obligados a trabajar en situaciones degradantes, viviendo de manera precaria, siendo castigados con violencia si no segu√≠an las √≥rdenes que se les dieron. ¬ŅHubo alguna excepci√≥n a esta regla?

S√≠. Algunos africanos lograron vivir en mejores condiciones, otros incluso ten√≠an sus propios esclavos. Pero hubo pocos. La regla era: sumisi√≥n, explotaci√≥n, falta de respeto, humillaci√≥n. En cualquier caso, los africanos y sus descendientes se convirtieron en Espa√Īoles: aprendieron el idioma y comenzaron a seguir (al menos aparentemente) los est√°ndares culturales impuestos a ellos. Incluso porque ten√≠an que sobrevivir a la nueva condici√≥n en la que se encontraban: eran esclavos en una tierra lejana y no ten√≠an ninguna posibilidad de regresar a √Āfrica.

La resistencia de los esclavos.

Muchos esclavos no aceptaron la vida impuesta y resistieron de diferentes maneras: se suicidaron, no siguieron las órdenes que recibieron, asesinaron a sus amos, huyeron, se rebelaron. Algunos africanos sufrieron una depresión profunda, llamada banzo, lo que podría conducir al hambre.

Los esclavistas tem√≠an cualquier tipo de resistencia, porque adem√°s de temer por sus vidas, tem√≠an perder todo el dinero invertido en la compra de su esclavo. Muchos esclavos fugitivos se organizaron en quilombos. En √Āfrica kilombo era un campamento militar para los jagas (guerreros imbangala), y aqu√≠ en se convirti√≥ en una comunidad organizada para resistir a la sociedad de esclavos.

El quilombo m√°s famoso fue el de los Palmares, fundado en la Serra da Barriga, en la capitan√≠a de Pernambuco (hoy Alagoas), en el siglo XVII, pero hab√≠a cientos de quilombos en todo el territorio Espa√Īol. En la provincia de S√£o Paulo, por ejemplo, uno de los quilombos m√°s grandes fue el de Jabaquara, fundado en el siglo XIX en la cordillera de Cubat√£o.

Reacción de algunos esclavos:

Algunos esclavos huyeron por un tiempo, pero regresaron con su amo a cambio de mejores condiciones de vida. Tambi√©n hubo esclavos que huyeron y probaron suerte en otra regi√≥n, alegando ser un hombre libre. Otra forma de resistencia fue el asesinato del maestro u oficiales, como el supervisor, por ejemplo. En este sentido, es interesante notar la definici√≥n que la Enciclopedia Larousse trae a guinea: Planta herb√°cea perenne con un caracter√≠stico olor a ajo. Las ra√≠ces tienen propiedades antiespasm√≥dicas, abortivas, sudor√≠paras, diur√©ticas, antirreum√°ticas, pero en altas dosis pueden causar la muerte. Los esclavos conoc√≠an el efecto t√≥xico de esta planta y la llamaron “amansa-Senhor”.

Rebeliones durante la esclavitud

Durante los cuatro siglos en que existió la esclavitud en , se produjeron muchas rebeliones, pero se sabe poco sobre ellas, ya que en ese momento las máximas autoridades eran los propios amos de esclavos, y pocos de ellos registraron estos episodios. La rebelión de los esclavos que tuvo más repercusiones fue la revuelta de Malês, en 1835 en Bahía.

Los africanos resistieron y se impusieron de diferentes maneras, dej√°ndonos; por ejemplo, palabras de nuestro vocabulario, platos de nuestra cocina, fiestas populares, creencias religiosas, instrumentos musicales.

La transmisión de sus valores culturales; es quizás la forma más importante de resistencia para los africanos; que no se han rendido a los estándares impuestos sobre ellos.

Los africanos y sus descendientes participaron en la construcci√≥n de y el pueblo Espa√Īol; y no podemos pensar en nuestra cultura sin comprender (y revertir) nuestra herencia africana.