Existencialismo: el hombre est√° condenado a ser libre

Existencialismo es un conjunto de doctrinas filosóficas que tenían como tema central la Análisis del hombre en su relación con el mundo., a diferencia de las filosofías tradicionales que idealizaron la condición humana.

Tambi√©n es un fen√≥meno cultural, que tuvo su apogeo en Francia desde el per√≠odo de posguerra hasta mediados de la d√©cada de 1960, y que involucr√≥ el estilo de vida, la moda, las artes y el activismo pol√≠tico. Como movimiento popular, el existencialismo tambi√©n influir√≠a en la m√ļsica juvenil de la d√©cada de 1970.

A pesar de su fama de pesimista y deprimente, el existencialismo, de hecho, es solo una filosofía que no hace compromisos: pone toda la responsabilidad de sus acciones en el hombre.

El escritor, filósofo y dramaturgo francés. Jean-Paul Sartre (1905-1980), el máximo exponente de la filosofía existencialista, parte del siguiente principio: la existencia precede a la esencia. Con eso, significa que el hombre existe primero en el mundo, y luego se da cuenta de sí mismo, se define a sí mismo a través de sus acciones y de lo que hace con su vida.

Por lo tanto, los existencialistas niegan que haya algo parecido a una naturaleza humana, una esencia universal que cada individuo comparte, o que esta esencia sea un atributo de Dios. Para un existencialista, no es justo decir “Soy as√≠ porque es mi naturaleza” o “es as√≠ porque Dios quiere”.

Por el contrario, si la existencia precede a la esencia, no hay naturaleza humana o Dios que nos defina como hombres. Existimos primero, y solo entonces constituimos la esencia a través de nuestras acciones en el mundo. El existencialismo, de esta manera, le otorga al hombre toda la responsabilidad de lo que es.

 

Somos responsables de nuestra existencia.

Si el hombre existe primero y luego lo hacen sus acciones, es un proyecto – Es el que se lanza al futuro, en sus posibilidades de realizaci√≥n. ¬ŅQue quiere decir eso?

No elijo nacer en o en los EE. UU., Pobres o ricos, blancos o negros, sanos o enfermos: estoy “arrojado” al mundo. Yo existo Pero lo que hago con mi vida, el significado que le doy a mi existencia, es parte de la libertad de la que no puedo escapar. Puedo ser escritor, poeta o m√ļsico. Sin embargo, si soy un empleado del banco, esta es mi elecci√≥n, es parte del proyecto que elimin√≥ todas las dem√°s posibilidades (escritor, poeta, m√ļsico) e hizo una sola (banco).

Y adem√°s, tengo toda la responsabilidad de lo que soy. Para el existencialista, no hay excusas. No hay Dios o naturaleza a quien culpar por nuestro fracaso. La libertad es incondicional y eso es lo que quiere decir Sartre cuando dice que estamos condenados a ser libres: “Condenados porque no se cre√≥ a s√≠ mismo; y, sin embargo, libres, porque una vez arrojado al mundo, √©l es responsable de todo lo que hace. “(en El existencialismo es un humanismo1978, p. 9)

Por lo tanto, para un existencialista, el hombre est√° condenado a convertirse en hombre, en cada momento de su vida, por el conjunto de decisiones que adopta en su vida diaria.

“Ten√≠a que cuidar a los ni√Īos, as√≠ que no pod√≠a tomar un curso universitario”. “No me cas√© porque no encontr√© el amor verdadero”. “Ser√≠a un gran actor, pero nunca tuve la oportunidad de mostrar mi talento”. Para Sartre, nada de esto es un consuelo y no podemos responsabilizar a nadie por lo que hemos hecho con nuestra existencia. Lo que determina qui√©nes somos son las acciones tomadas, no lo que podr√≠amos ser. El genio de Cazuza o Renato Russo, por ejemplo, es lo que dejaron en sus obras, nada m√°s que eso.

El peso y la importancia de la libertad.

Pero al elegir a s√≠ mismo, su existencia, el hombre elige para toda la humanidad, es decir, su elecci√≥n tiene un alcance universal. Jo√£o est√° casado y tiene tres hijos: opt√≥ por la monogamia y la familia tradicional. Su amigo Jos√© est√° afiliado a un partido pol√≠tico y va a trabajar en bicicleta: piensa que la participaci√≥n pol√≠tica es correcta y est√° preocupado por el medio ambiente. Las elecciones de Jos√© y Jo√£o tienen un valor universal. Al hacer algo, debemos preguntarnos: ¬Ņy si todos hicieran lo mismo, el mundo ser√≠a un lugar mejor para vivir?

Y es por esta raz√≥n que la vida siempre va acompa√Īada de angustia. Cuando elegimos un camino, damos preferencia a una de las varias posibilidades que se nos presentan. Seguimos el camino que creemos que es el mejor, para toda la humanidad.

Escaparse de este compromiso es disfrazar la angustia y enga√Īar a su propia conciencia. Es para actuar mala f√©, seg√ļn Sartre. En este caso, renuncio a mi responsabilidad. Digo: “¬°Ah … no todo el mundo lo hace as√≠!”, O delego la responsabilidad de mis acciones a la sociedad, a las personas de mi vida familiar y profesional o en un momento de ira o pasi√≥n. Sin embargo, para los existencialistas, esta es una vida inaut√©ntico.

A primera vista, el peso de la libertad que los filósofos existencialistas imponen al hombre puede parecer excesivamente pesimista, fatalista, de extrema soledad en el corazón de nuestras decisiones. Por el contrario, el existencialista pone el futuro en nuestras manos, nos da total autonomía moral, política y existencial, además de la responsabilidad de nuestras acciones. Crecer no es la tarea más fácil.

Otros pensadores existencialistas

Desde Sócrates (470 aC Р399 aC), muchos filósofos reflexionaron sobre la existencia humana, pasando por los estoicos, San agustín (354-430) Blaise Pascal (1623-1662), Friedrich Nietzsche (1844-1900) y Henri Bergson (1859-1941), pero no pueden llamarse filósofos existencialistas.

Incluso entre los pensadores alineados con las doctrinas de la existencia, existen diferentes posiciones que van desde las llamadas Existencialismo cristiano, representado por el danés Sören Kierkegaard (1813-1855), considerado el precursor del movimiento, el francés Gabriel Marcel (1889-1973) y el alemán Karl Jaspers (1883-1969), hasta el existencialismo ateo, El propio Sartre, el filósofo alemán Martin Heidegger (1889-1976) y escritores franceses Albert Camus (1913-1960) y Simone de Beauvoir (1908-1986).

 

sepa mas

Sobre el existencialismo, hay obras que ofrecen una visión general de las doctrinas, como Existencialismo  y Historia del existencialismo, por Denis Huisman (EDUSC).

La mejor introducci√≥n a los escritos de Sartre es la conferencia “El existencialismo es un humanismo”,

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar