Diferencias entre mujeres y hombres en el ataque cardíaco

Síntomas de un ataque cardíaco en mujeres

La incomodidad o el dolor en el pecho es una sensaci√≥n desagradable que puede indicar algo grave: un posible ataque card√≠aco. Aunque este s√≠ntoma de infarto es el s√≠ntoma m√°s com√ļn entre hombres y mujeres, las mujeres tambi√©n pueden mostrar otros signos.

Náuseas, vómitos, mareos y debilidad, síntomas que pueden indicar afecciones comunes, como la gripe,, pueden indicar un posible ataque cardíaco. Esto no significa, por supuesto, que tendrá un ataque al corazón cada vez que experimente estos síntomas. El infarto entre las mujeres también causa otros signos, como sudoración excesiva, fatiga inusual, dificultad para respirar y molestias abdominales en el cuello, la mandíbula, los hombros o la parte superior de la espalda (además del famoso dolor en el pecho) .

Seg√ļn la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) , las enfermedades cardiovasculares son el 31% de las causas de muerte cada a√Īo.¬†Y quienes piensan que las principales v√≠ctimas son los hombres est√°n equivocados: la enfermedad card√≠aca es tambi√©n la principal causa de muerte entre las mujeres .

¬ŅC√≥mo se diferencia¬† el coraz√≥n de la mujer del coraz√≥n del hombre?

El coraz√≥n de una mujer es ligeramente m√°s peque√Īo que el de un hombre (aproximadamente dos tercios del tama√Īo) y su fisiolog√≠a es ligeramente diferente. La investigaci√≥n muestra que su frecuencia card√≠aca promedio, por ejemplo, es m√°s r√°pida.

Las mujeres tambi√©n tienen arterias coronarias m√°s delgadas y tienen m√°s probabilidades de sufrir bloqueos no solo en las arterias principales, sino tambi√©n en las m√°s peque√Īas, que suministran sangre al coraz√≥n (una afecci√≥n llamada ‚Äúenfermedad card√≠aca de los vasos peque√Īos‚ÄĚ o ‚Äúenfermedad microvascular coronaria‚ÄĚ). Por esta raz√≥n, cuando tienen un ataque card√≠aco, describen el dolor en el pecho como presi√≥n u opresi√≥n, no como un dolor punzante. Adem√°s, este s√≠ntoma es menos frecuente entre las mujeres que entre los hombres.

Otras particularidades del cuerpo de la mujer est√°n asociadas con enfermedades del coraz√≥n. La hormona estr√≥geno ayuda a proteger su cuerpo de enfermedades del coraz√≥n antes de la menopausia al aumentar el colesterol HDL (“bueno”) y reducir el colesterol LDL (“malo”). Pero despu√©s de su √ļltimo per√≠odo, las mujeres
tienen mayores concentraciones de colesterol que los hombres. Los triglic√©ridos elevados tambi√©n contribuyen de manera importante al riesgo cardiovascular, lo que aumenta el riesgo de muerte por enfermedad card√≠aca despu√©s de los 65 a√Īos.

Otras enfermedades de riesgo

La diabetes es otro factor que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca en las mujeres, más que en los hombres. Esto se debe a que, en general, la afección se asocia con obesidad, hipertensión y colesterol alto cuando se trata de mujeres .

Sin embargo, no significa que usted, mujer, solo deba preocuparse por las enfermedades card√≠acas en la vejez. Seg√ļn la Escuela de Medicina de Harvard, el s√≠ndrome metab√≥lico es el factor de riesgo m√°s importante para los ataques card√≠acos a una edad temprana. Este s√≠ndrome es un grupo de enfermedades como presi√≥n arterial alta, exceso de grasa en la cintura, colesterol bajo “bueno” y triglic√©ridos altos.

Pero si tiene m√°s de 40 a√Īos, se debe redoblar la atenci√≥n, como es el caso de aquellos que tienen varios factores de riesgo.

Sí. no son solo las condiciones genéticas y de salud las que presentan riesgos para la salud cardiovascular. Sus hábitos y estilo de vida también son un factor importante. Fumar es la primera alerta roja. Las mujeres que fuman tienen más probabilidades de sufrir un ataque cardíaco que los hombres que fuman. Así como los que fuman pasivamente.

El estilo de vida sedentario, ciertos tratamientos para el cáncer y las complicaciones en el embarazo (como presión arterial alta, preeclampsia y diabetes gestacional) son otros factores de riesgo. Finalmente, es esencial cuidar la salud mental. Las mujeres que sufren depresión o están sometidas a mucho estrés tienen sus corazones más afectados por esas condiciones que los hombres.

¬ŅC√≥mo debo cuidar mi coraz√≥n?

Hablemos de algo bueno: la enfermedad cardíaca, aunque es la principal causa de muerte entre las mujeres, también es la más prevenible.  Además del monitoreo médico regular, para detectar enfermedades temprano y predecir afecciones genéticas, se pueden adoptar ciertos hábitos:

  • Deja de fumar ahora.
  • Haga ejercicio regularmente durante al menos 30 minutos al d√≠a.
  • Mantenga una dieta saludable y variada que incluya granos enteros, frutas, verduras, carnes magras y productos l√°cteos con poca o ninguna grasa. Evite las grasas saturadas o trans; los az√ļcares agregados y las altas cantidades de sal;
  • Reduce el estr√©s y trata la ansiedad y la depresi√≥n.

Conocer los s√≠ntomas principales de un ataque card√≠aco es otra forma de prevenir da√Īos m√°s graves. Aproximadamente un mes antes de que ocurra el ataque card√≠aco, el cuerpo puede mostrar algunos signos, como fatiga inusual, trastornos del sue√Īo, falta de aliento, indigesti√≥n, ansiedad, un coraz√≥n acelerado y una sensaci√≥n de pesadez o debilidad en los brazos. Por lo tanto, conozca su cuerpo y, si nota cambios, consulte a un m√©dico.

Algunos de estos síntomas también aparecen durante el ataque cardíaco, además de sudoración excesiva, dolor y presión en el área del pecho y molestias abdominales, en el cuello, la mandíbula, los hombros o la parte superior de la espalda. Requieren que busque atención médica inmediata.

En general, el tratamiento de la enfermedad cardíaca en hombres y mujeres es similar, dependiendo de la naturaleza y las consecuencias de la enfermedad.

Desafortunadamente, las mujeres que no tienen el dolor torácico típico tienen menos probabilidades de recibir estas opciones de tratamiento, que pueden salvar vidas.

Debido al menor reconocimiento de las enfermedades cardiovasculares y las diferencias en las manifestaciones clínicas en las mujeres, el sexo femenino está menos representado en los estudios clínicos y las estrategias de tratamiento sugeridas son menos agresivas.

Estudios e investigaciones

En 2004, por ejemplo, la Administraci√≥n de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprob√≥ el coraz√≥n artificial, creado para proporcionar soporte mec√°nico al organismo hasta que se encuentre un donante de √≥rganos. Fue dise√Īado para un √°rea de 1.7m. Por lo tanto, es adecuado para la cavidad abdominal de la mayor√≠a de los hombres. Pero para algunas mujeres, el √≥rgano puede ser demasiado grande para su caja tor√°cica. Sucedi√≥ en 2015, en los Estados Unidos, con un paciente de 44 a√Īos. Fue ingresada en el Centro M√©dico Ronald Reagan de la UCLA que padece una afecci√≥n inflamatoria en los m√ļsculos del coraz√≥n que podr√≠a causar insuficiencia card√≠aca.

Los m√©dicos a cargo intentaron reemplazar el coraz√≥n da√Īado del paciente con uno artificial, pero el dispositivo no se ajustaba a su cuerpo. Afortunadamente, el paciente tuvo un poco de suerte: el equipo logr√≥ que la FDA aprobara el uso de otro dispositivo m√°s peque√Īo, que todav√≠a estaba bajo an√°lisis, hecho para hombres, mujeres y tambi√©n adolescentes m√°s peque√Īos. Esta situaci√≥n pionera allan√≥ el camino para que finalmente se aprobara el coraz√≥n artificial de tama√Īo adecuado para mujeres y hombres de baja estatura.

Otro estudio, publicado en 2016, destaca que se presta poca atención a las diferencias anatómicas entre los géneros cuando se trata de enfermedades del corazón. Las mujeres se someten a trasplantes de corazón con menos frecuencia: menos de un tercio de los órganos se asignan a mujeres. Esto a menudo se debe a la menor incidencia de enfermedades que indican trasplantes, entre otros factores. Por lo tanto, los investigadores tienen menos datos a la mano cuando se trata de mujeres. Además, dado que reciben tratamientos menos agresivos que los hombres, tienen más probabilidades de morir en la fila mientras esperan un donante.

 

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar