Hijo de Zeus y la diosa Leto y hermano gemelo de Artemisa. Despu√©s de ser fecundado por Zeus, Leto sufri√≥ una incesante b√ļsqueda de Hera en toda la Tierra. Se las arregl√≥ para esconderse y dar a luz en la isla flotante de Ort√≠gia, que, poco despu√©s del nacimiento de Apolo, se estableci√≥ en el fondo del mar y recibi√≥ el nombre de Delos.

Apolo fue presentado por Zeus con la lira de Hermes y con los cisnes sagrados que llevaron al dios de Delos al extremo norte del mundo, la tierra de los hiperb√≥reos, un lugar donde los hombres viv√≠an en plena felicidad. All√≠, Apolo se qued√≥ por un a√Īo, luego regres√≥ a Grecia.

En Delphi, fue recibido con fiestas. All√≠, mat√≥ a un drag√≥n llamado Python con sus flechas infalibles, que proteg√≠a a un antiguo or√°culo de Themis. Para purificarse de la muerte de Python, realiz√≥ juegos funerarios que dieron lugar a los Juegos Pythian (celebrados cada cuatro a√Īos en Delphi y que, junto con los juegos Olympia, dieron lugar a los Juegos Ol√≠mpicos).

Tomando posesi√≥n del orem de Themis, Apolo lo convirti√≥ en su santuario. √Čl consagr√≥ un tr√≠pode (una especie de banco con tres pies) donde una sacerdotisa, la Pitia, comenz√≥ a sentarse para entregar or√°culos. El tr√≠pode se convirti√≥ en uno de los s√≠mbolos de Apolo.

Representado como un joven alto y muy guapo, Apolo tenía varios amores. En Tesalia, se enamoró de la ninfa Dafne, quien, sin embargo, no se correspondía con la pasión del dios. Perseguido por Apolo, Dafne invocó la protección de su padre, que la convirtió en un laurel, cuando el dios iba a alcanzarla. El laurel ("Daphne" en griego) se convirtió en un árbol dedicado a Apolo.

Apolo tuvo mejor suerte con la ninfa Cirene, de quien tuvo un hijo llamado Aristeu. De su amor con las Musas, nacieron los Coribantes, demonios que se convirtieron en parte del s√©quito de Diosis. Con la musa Cal√≠ope tuvo dos hijos m√ļsicos: Lino y Orfeo. Con Coronis, gener√≥ a Asclepio, el dios de la medicina.

Sus pasiones no se limitaron a diosas y semidioses. Apolo cortej√≥ a Casandra, hija de Pr√≠amo, rey de Troya. Para ganarlo, prometi√≥ ense√Īarle el arte de la profec√≠a. Cassandra recibi√≥ las lecciones, pero no se entreg√≥ al dios y Apolo se veng√≥, haciendo que nadie creyera lo que Cassandra profetiz√≥.

Apolo era el santo patrón de la profecía, el arte de disparar con arco y flecha, juventud y medicina. Su adoración en Delfos, donde se encontraba el oráculo, tuvo una gran influencia en la mentalidad griega.

Fuentes:

  • Diccionario de mitolog√≠a griega y romana, M√°rio da Gama Kury, Jorge Zahar Editor.
  • Diccionario Mitol√≥gico-Etimol√≥gico, Junito Brand√£o, Editora Vozes.