Durante el per√≠odo que llamamos Edad Media (siglos V al XV), se desarrollaron estados poderosos en √Āfrica occidental y, debido a su enorme riqueza, se convirtieron en el principal eje comercial entre el Mar Mediterr√°neo y el interior del √Āfrica.

Imperio de ghana

En la regi√≥n entre los r√≠os Senegal y N√≠ger, los soninqu√™s (pueblos de origen Mand√©) fundaron peque√Īas ciudades que, desde el siglo IV, se han unificado, con mayor probabilidad de resistir guerras con pueblos n√≥madas. Poco se sabe sobre este proceso, pero para el siglo VIII, la regi√≥n ya era conocida como el Imperio de Ghana.

Los sonkineses llamaron a su regi√≥n Wagadu, pero los bereberes (gente del Magreb), que llegaron all√≠ en el siglo VIII, la llamaron Ghana, porque ese era el t√≠tulo del rey de la regi√≥n (ghana: “rey guerrero”).

Durante mucho tiempo, el desierto del Sahara dificult√≥ el acceso de los pueblos del norte de √Āfrica al interior de ese continente. Un viaje desde el Magreb (regi√≥n africana ba√Īada por el mar Mediterr√°neo, excepto Egipto) hasta la cuenca del r√≠o N√≠ger podr√≠a durar hasta 4 meses en medio del desierto.

As√≠, mientras √Āfrica del Norte se insert√≥ en el comercio entre diversos pueblos desde la Antig√ľedad (griegos, romanos, fenicios, cartagineses, libios, persas, egipcios, √°rabes), el reino de Ghana, en √Āfrica subsahariana (o √Āfrica negra), podr√≠a desarrollarse de forma aislada.

Solo cuando los √°rabes conquistaron el Magreb y presentaron al camello como animal de transporte fue posible viajar a trav√©s del desierto. A partir de entonces, los reinos y la gran riqueza de √Āfrica negra se convirtieron en parte del comercio internacional en el Mediterr√°neo.

Ghana un reino rico

Ghana ya era un reino rico antes de la llegada de los comerciantes del norte, y son los documentos que dejaron estos comerciantes (√°rabes y bereberes) los que nos informan qu√© era Ghana e informan un imperio extraordinario, tambi√©n llamado la Tierra del Oro. Seg√ļn Al-Bakri, un comerciante √°rabe de C√≥rdoba (siglo XI), el rey de Ghana llevaba t√ļnicas bordadas de oro, collares y pulseras de oro, y el arn√©s del caballo y los collares de perro del rey estaban hechos de oro.

El imperio de Ghana ten√≠a a Kumbi-Saleh como su capital. Desde esa ciudad, el rey y sus nobles controlaban a los pueblos vecinos, oblig√°ndolos a pagar impuestos a cambio de protecci√≥n. Adem√°s, Ghana controlaba el comercio de los bienes que se tra√≠an del norte (como la sal y las telas) y los que sal√≠an del interior de √Āfrica (como el oro y los esclavos). En la capital, el comercio fue intenso: sus 20,000 habitantes recibieron caravanas diarias de diferentes regiones. Entre los siglos IX y X, Ghana experiment√≥ su apogeo, siendo uno de los reinos m√°s ricos del mundo, seg√ļn Ibn Haukal, un viajero √°rabe en ese momento.

Con el proceso de islamización de los pueblos africanos (los primeros conversos fueron los bereberes), el Imperio de Ghana (que se negó a convertirse al Islam) estaba perdiendo fuerza, hasta que en 1076 los almorávides (dinastía bereber) conquistaron y saquearon Kumbi- Saleh, transformando la ciudad en un reino tributario. A partir de entonces, todo el imperio se fragmentó, lo que hizo posible la incursión de varios pueblos vecinos, uno de ellos pacífico, que llegó a controlar varias regiones del antiguo imperio.

Imperio de Mali

El Reino de Mali era, al principio, una regi√≥n del Imperio de Ghana habitada por mandingos. Consist√≠a en 12 reinos m√°s peque√Īos unidos entre s√≠, y ten√≠a a Kangaba como su capital. Los mandingas llamaron a su territorio Manden (= tierra de los mandingas).

Despu√©s de a√Īos de guerras entre los Sonnits de Ghana y los Almor√°vides (siglo XI), y despu√©s de las guerras con los Sossos (siglo XII), Mal√≠ logr√≥ su independencia y adopt√≥ el Islam. Y a pesar de pasar por un per√≠odo de crisis pol√≠tica y econ√≥mica, logr√≥ recuperarse y, en 1235, los mandingoes de Mal√≠ conquistaron el territorio del antiguo Imperio de Ghana, bajo el liderazgo de Maghan Sundiata, quien recibi√≥ el t√≠tulo de Mansa, quien en Mandinga significa “emperador”.

El nombre que las mandingas dieron a su imperio fue Manden Kurufa; el nombre de Mali fue utilizado por sus vecinos, las Fulas, para referirse al gran imperio. Manden Kurufa significa Confederaci√≥n de Manden. La capital era Niani (actualmente un pueblo en la Rep√ļblica de Guinea).

Fronteras del Imperio de Malí

A diferencia del Imperio de Ghana, que solo se ocupaba de mantener a los pueblos dominados para controlar el comercio regional; el Imperio de Mal√≠ se impuso centralmente, estableciendo fronteras bien definidas y formulando leyes a trav√©s de una asamblea llamada Gbara; compuesto por diversos pueblos del imperio. La aplicaci√≥n de la justicia fue implacable, tanto que varios viajeros se refirieron a los negros como “los que m√°s odian la injusticia, y su emperador no perdona a nadie acusado de ser injusto”. Se cree que el Imperio de Mal√≠ se extendi√≥ a Europa occidental.

El Imperio de Mal√≠ se convirti√≥ en heredero del Imperio de Ghana, ya que lleg√≥ a controlar todo el comercio local. El oro extra√≠do por Mal√≠ apoyaba gran parte del comercio en el Mediterr√°neo. Se dice que, entre 1324 y 1325, Mansa Mussa, en peregrinaci√≥n a La Meca; se detuvo para visitar El Cairo y habr√≠a presentado a tanta gente con oro, que el valor de este metal se ha devaluado durante m√°s de 10 a√Īos.

Prosperidad bajo el gobierno de Mussa

Tambi√©n bajo el gobierno de Mussa, la ciudad de Tombuct√ļ (o Tombuctu) se convirti√≥ en una de las m√°s ricas e importantes de la regi√≥n. Su universidad era uno de los centros m√°s grandes de la cultura musulmana en ese momento, y produjo varias traducciones de textos griegos que todav√≠a circulaban en los siglos XIV y XV. La grandeza de Tombuct√ļ ha cruzado las edades y, en el siglo XIX, los exploradores europeos se involucraron de manera africana, siguiendo el r√≠o N√≠ger, en busca de la legendaria ciudad.

El Imperio de Malí comenzó a decaer desde finales del siglo XIV, debido a disputas políticas internas e incursiones de los Tuaregs (pueblo bereber), siendo conquistado, en el siglo XV, por los Cancioneros (los africanos hasta entonces dominados por Malí). Fue en ese mismo siglo que los portugueses, en medio de un proceso de expansión marítima, se encontraron con el ya decadente Malí.

Ciudades yoruba

A partir del siglo IX, se formaron ciudades de la civilización Yorub; en la región de la actual Nigeria, ya habitada por este pueblo desde el siglo IV.

Los yoruba nunca unieron sus ciudades, pero mantuvieron la misma cultura (idioma, religi√≥n, etc.). La ciudad yoruba m√°s importante era If√©, considerada sagrada, porque era el lugar de nacimiento de los yoruba, seg√ļn la creencia local. Otra ciudad importante era Oyo, un centro militar que, a fines del siglo XVII, se hab√≠a expandido a Dahomey (ahora Benin).

Ifé fue un gran centro artesanal y artístico, y fue gobernado por un sacerdote rey que tenía el título de Oni; mientras que en otras ciudades los gobernantes recibieron el título de Oba.

Religiones de los Yoruba

Aunque el cristianismo y el islam llegaron a los yoruba; la mayoría de estas personas siempre se han mantenido fieles a las antiguas tradiciones politeístas locales; con los orixás como sus dioses.

Contrariamente a la creencia popular, la creencia en los orix√°s no se expandi√≥ por √Āfrica; sino que se mantuvo exclusivamente en yoruba. Pero como muchos yoruba (llamados nag√ī o anag√ī por los portugueses); fueron convertidos en esclavos y tra√≠dos por la fuerza a Am√©rica. El culto a los orix√°s se mezcl√≥ con el cristianismo impuesto por los portugueses y espa√Īoles; creando varios sincretismos religiosos que son parte de la cultura estadounidense; por ejemplo, Candombl√© y Umbanda, en , y el vud√ļ en Hait√≠ (aunque el vud√ļ tambi√©n est√° influenciado por otras culturas africanas).

A partir del siglo XV, las ciudades yoruba comenzaron a declinar (aunque Oio permaneció hasta el siglo XIX). Muchos investigadores creen que la falta de unidad política fue una de las causas de este declive; ya que los yoruba no pudieron fortalecerse para enfrentar el proceso de esclavitud que se les impuso.